Sunday, August 16, 2009

Con las botas puestas

Willet Babcock nació el 6 de octubre de 1828 en Ithaca, New York y falleció el 27 de agosto de 1881 en Paris, Texas, a la edad de 52 años. Willet fabricaba armarios, trabajó en el ferrocarril y fue el primer jefe de bomberos del pueblo, pero no pasó a la historia por ninguna de esas tres cosas.



Willet Babcock es conocido por su monumento funerario, una estatua de Jesucristo cargando una cruz de casi 4 metros de alto que no llamaría la atención en ningún cementerio católico si no fuese por lo que la perspicaz María Alonso - Vega descubrió.



Este Jesucristo no lleva sandalias o pies descalzos, lleva botas de vaquero, algo que sólo puede pasar en Texas y en concreto en la ciudad de Paris, en el cementerio Evergreen.


La población de Paris, Texas, es de unos veintiseis mil habitantes, en el cementerio de Evergreen hay enterradas cuarenta mil, pero parece que Willet Babcock fue el más querido de todos, a pesar de no haber nacido en Texas.

Mr. Blue

2 comments:

Jose de Mingo said...

Me parece muy bien que cada uno reclame lo suyo, aunque sea "abusando" del Señor. ¿Por qué tenía que tirar J.C. de la cruz descalzo o con sandalias y no con unas botas camperas?
¡¡ Muy sagaz María!!.

The Marvelous Sister said...

Algo de bueno tiene que tener ser una "fashion victim". No sé si el hábito hace al monje pero hay quien lo necesita para entrar en materia, quien juega con él para crear confusión, quien lo luce para llamar la atención... Y la importancia del "hábito" la aprendí de Mr Blue y sus camisas hawaianas, que conste. Pues nada, doy a gracias a Dios por ganar este fantástico concurso y porque no haya derribado esa "extraña" representación suya, una prueba más de su infinita misericordia.